23 ene. 2013

MASA MADRE

Cuando uno se adentra en el mundo del pan… ya no hay salida… te atrapa… necesitas que ese olorcito tan rico llene la cocina todos los días…
Y que ocurre, pues que tienes que profundizar, conocer todos los secretos de la vida, quienes somos, de donde venimos, a donde vamos… ¿Os suena la letra?
¡Y que mejor forma para conocer el origen de la vida que hacer masa madre! 


Ingredientes:
-          1 bote de cristal
-          Harina de trigo integral o de centeno
-          Harina de fuerza
-          Agua
-          Miel

Preparación:
Crear masa madre se compone de varias fases y varios días, así que sobretodo hay que armarse de paciencia y por mi propia experiencia, si es invierno y no tenéis calefacción en casa, pues tarda más.
Vale, pues vamos a proceder.

Día 1:
Debemos poner siempre la misma cantidad de agua que de harina, puede depender del tamaño del bote que tengamos, entonces la cosa es un poco aleatoria, pero vamos a comenzar con 50gr de harina de trigo integral o de centeno y la misma cantidad en volumen de agua.
Ponemos el agua en nuestro bote y la calentamos en el microondas. Añadimos la miel y removemos hasta que se disuelva por completo.
Agregamos la harina y mezclamos bien con ayuda de una cuchara. Tapamos el bote con papel film y dejamos reposar 24 horas.

Día 2:
El segundo día es fácil. Removemos la masa, la tapamos de nuevo y dejamos que repose 24 horas.

Día 3:
Preparamos como el primer día nuestros 50gr. de harina de trigo integral o de centeno y la misma cantidad de agua templada. Añadimos ambas a la masa, removemos bien con una cuchara, tapamos con el papel film y dejamos reposar 24 horas.

Día 4:
Disponemos de 50gr. de harina de trigo integral o de centeno y la misma cantidad de agua templada. Tiramos la mitad de la masa del día anterior y rellenamos el bote con agua y la harina preparadas. Removemos con una cuchara, tapamos con el papel film y dejamos reposar 24 horas.

Día 5:
Procedemos exactamente igual que el día anterior, desechamos la mitad de la masa, añadimos las cantidades habituales de agua y harina de trigo integral o de centeno, movemos bien, tapamos y dejamos hasta el día siguiente.



Día 6 al 10:
Estos días vamos a repetir el proceso del día 5 pero cambiando el tipo de harina, ya que con la integral solo podemos hacer panes integrales, pero al blanquearla podemos utilizarla en todos.
Tiramos la mitad de la masa, y rellenamos con 50gr. de harina de fuerza y la misma cantidad de agua templada. Removemos bien la mezcla con una cuchara, tapamos con papel film y dejamos reposar 24 horas. Tras el reposo, al día siguiente repetimos la operación.



Finalizado todo el proceso tenemos nuestra masa madre lista para hacer un rico pan.

Podemos tapar el bote y conservarlo en la nevera. Para hace pan de nuevo tendremos que “refrescar” la masa, necesitaremos un volumen de masa madre, uno de harina y uno de agua tibia. Se mezclan los tres ingredientes removiendo bien y se deja reposar a temperatura ambiente. Pasadas 2-3 horas, depende de cómo esté el día, la masa estará lista de nuevo, guardamos una parte en la nevera para tener de nuevo y utilizamos el resto para nuestro pan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario