16 ago. 2011

AJOBLANCO


Otro de los platos estrella del verano, junto con el gazpacho, es esta sopa de color blanco y sabor suave.


Ingredientes:
-          30gr. de almendras.
-          60gr. de pan de molde
-          1 diente de ajo
-          125ml. de agua
-          Sal
-          60ml. de aceite de oliva virgen sabor suave
-          Vinagre balsámico
-          Almendras fileteadas
-          1 lonchita de jamón ibérico

Preparación:
Le quitamos la corteza al pan, lo desmigamos y lo introducimos en el agua. Yo utilicé dos rebanadas de pan, pero supongo que según el formato que utilicemos, se puede utilizar también pan del día anterior.
Pelamos el diente de ajo y lo machamos junto con las almendras en un mortero, añadiendo una pizca de sal.
En un recipiente para batidora ponemos el pan humedecido, la mezcla del mortero y el aceite de oliva.
Batimos hasta formar una sopa fina.
Dejamos enfriar en el frigorífico y a la hora de servir mezclamos con unas gotas de vinagre balsámico, yo las dejé caer sin mezclarlo para que no cogiera el color y quedara blanco.
Introducimos el jamón unos segundos en el microondas, lo dejamos enfriar y lo rompemos, nos quedará un picadito de jamón crujiente.
Decoramos con las almendras fileteadas doradas previamente en una sartén y con el crujiente de jamón ibérico.

Si utilizamos un vinagre blanco se puede mezclar con el ajoblanco sin cambiarle el color.
En cuestión de cantidad a mi me salieron las dos copas de la foto, que era lo que pretendía, si queremos más o menos, solo hay que ajustar los ingredientes.
He de confesar que no lo había probado nunca, ya sé que es uno de los clásicos de la gastronomía española, pero hasta este fin de semana que me dio por hacerlo no lo había catado, me encantó.


Receta de: Francisco Martínez Sarabia para “Magazine” de “El Mundo”

No hay comentarios:

Publicar un comentario