8 mar. 2012

GAMBAS PICANTES

Vamos a subir el picante de los platos indios con estas gambas, pero no se asusten no es para tanto y si no nos gustan los platos picantes solo hay que quitar las guindillas y seguimos teniendo un plato de gambas muy sabroso.



Ingredientes:
-          250gr. de gambas medianas crudas, peladas, excepto las colas y sin el hilo intestinal (reservamos las cáscaras y las cabezas).
-          ¼ c/c de cúrcuma.
-          15ml. de aceite vegetal.
-          ½  cebolla bien picada
-          1 diente de ajo picado
-          ½  guindilla verde fresca pequeña, sin pepitas y picada
-          ½  c/c de comino molido
-          ½  c/c de perejil molido
-          ¼  c/c de pimentón
-          20gr. de yogurt natural sin azúcar
-          20ml. de nata líquida
-          1 c/s de hojas de perejil fresco picadas.

Preparación:
Ponemos una cacerola con 250ml. de agua en el fuego y la llevamos a ebullición. Añadimos las cáscaras y las cabezas de las gambas y las dejamos cocer a fuego lento un par de minutos. Retiramos los grumos con una espumadera. Escurrimos desechando las cáscaras y las cabezas y pasamos el caldo de nuevo a la cacerola. Agregar más agua si hace falta ya que necesitaremos unos 175ml.
Llevamos el caldo a ebullición, añadimos la cúrcuma y las gambas y cocemos durante un minuto o hasta que las gambas estén rosadas. Reservamos.
Calentamos un wok a fuego medio, vertemos el aceite y lo hacemos girar por las paredes. Añadimos la cebolla y sin dejar de remover dejamos que se haga unos minutos hasta que se dore.
Añadimos el ajo y la guindilla y los rehogamos durante unos dos minutos. Echamos el comino, el cilantro y el pimentón y sofreímos durante otros dos minutos sin dejar de remover.
Añadimos poco a poco el caldo de las gambas, lo llevamos a ebullición y cocemos, moviéndolo de vez en cuando, unos 15 minútos o hasta que la mezcla se reduzca y espese.
Apartamos el wok de fuego y añadimos el yogurt. Incorporamos las gambas y lo cocemos a fuego lento unos minutos hasta que se calienten, sin llegar a hervir. Agregamos la nata y las hojas de perejil. Tapamos y dejamos reposar unos 10 minutos.
Lo calentamos de nuevo lentamente y servimos acompañado de arroz con coco.

Las guindillas verdes frescas la verdad es que son muy suaves, tanto que no sé por qué se llaman guindillas, si queréis que el plato sea picante poned cayena o guindilla roja para que pueda llamarse de verdad “gambas picantes”.


Receta de: El libro esencial del WOK

No hay comentarios:

Publicar un comentario