4 feb. 2017

BOLLOS HOJALDRADOS DE MANTEQUILLA

Ingredientes:
  • 100gr de harina de fuerza
  • ½ c/c de sal fina
  • 75ml de leche a 20º
  • ½ c/c de levadura fresca desmenuzada
  • 35gr de mantequilla

Preparación:
Mezclamos en un bol la harina y la sal. En otro bol desliamos la levadura en la leche. Mezclamos este líquido con la harina hasta que obtengamos una masa firme. Retiramos los restos de masa que se han quedado pegados a las manos y los incorporamos a la masa del bol, lo tapamos y lo dejamos reposar 10 minutos.
Untamos con un poco de aceite una pequeña parte de la mesa y amasamos 10 segundos, terminando con la masa en forma de bola. Lavamos y secamos el bol y lo untamos con un poco de aceite. Volvemos a meter la masa en el bol y la dejamos reposar 10 minutos. Amasamos de nuevo, terminando con la masa en forma de bola. Por último tapamos la masa y la dejamos en el frigorífico hasta el día siguiente.
Al día siguiente sacamos la masa del frigorífico y la dejamos cubierta a temperatura ambiente (20º) durante 1 hora para que no esté tan fría. Sacamos la mantequilla y dejamos también que se ablande hasta llegar a la consistencia de la masa. Espolvoreamos un poco de harina sobre la mesa y estiramos la masa con el rodillo hasta conseguir un rectángulo de 1cm de grosor. Cortamos la mantequilla en láminas finas y la distribuimos sobre dos tercios de la masa. Plegamos el tercio que queda hasta que haya cubierto la mitad de la parte con mantequilla y hacemos un último pliegue para cubrir lo anterior. La mantequilla tendría que quedar atrapada dentro de los pliegues de la masa. Vigilamos que la masa esté ligeramente enharinada por ambos lados y la estiramos con el rodillo hasta que tenga otra vez 1 cm de grosor. Plegamos otra vez la masa en tercios y la dejamos tapada en un sitio fresco durante una hora.
Estiramos la masa de nuevo, pero esta vez la plegamos en cuatro partes. La manera de hacerlo es plegar los dos extremos hasta que se toquen en el centro y luego plegarlo como un libro. Tapamos la masa y la dejamos que repose en un sitio fresco otra hora.
Para formar los bollos, estiramos la masa sobre la mesa enharinada hasta conseguir un rectángulo de 1 cm de grosor. Cortamos círculos de masa de unos 10-12 cm de diámetro y plegamos los bordes hacia el centro para conseguir una forma redonda y ovalada. Los colocamos con la parte lisa hacia arriba en una bandeja de horno forrada con papel de hornear antiadherente. Los tapamos con un paño y dejamos que fermenten durante una hora y media en una sitio templado (21-25º).
Precalentamos el horno a 180º. Horneamos los bollos en el centro del horno durante 20 minutos, o hasta que la corteza esté ligeramente crujiente y dorada. Dejamos que se enfríen en la bandeja.

Receta de: “Hecho a mano” de Dan Lepard

No hay comentarios:

Publicar un comentario